Tesela es un Sistema de Educación Libre y Abierta, por medio del cual, la familia elige de forma meditada y responsable, aumentar la calidad de la educación de los hijos, tanto en los aspectos de la adquisición de conocimientos y habilidades, como en la transmisión de valores y principios, sin menosprecio de las funciones de las instituciones educativas.

No se trata de restarle mérito a la escolarización generalizada que ha cumplido una función vital en el siglo XIX y XX y ha contribuido precisamente a que hoy tengamos una sociedad tan matizada que precisa diferentes formas de educación, pero sí dejar claro que la sociedad cambia y que la escuela no es el primer logro de nuestra época y que se vuelve contraproducente por su uso masivo.

La educación es el conjunto de procesos sociales para enseñar y aprender los patrones de conducta que se esperan de los miembros de una sociedad y son parte de la cultura humana.

Nuestro modelo

está basado en los cinco atractores del conocimiento profundo.

Todas las actividades humanas, de todas las épocas son materia de aprendizaje hoy. Para diferentes grupos humanos, unas actividades serán más importantes que otras, pero todas se aprenden. Esta diversidad en el aprendizaje incluye también la necesidad de aprender a aprender.

El aprendizaje ya no es solamente el resultado de transmitir los conocimientos de una generación a otra para conservar la cultura y educar a los chicos. La escuela, como institución, está desbordada.

Hay que aprender a educarse. Hay que aprender a determinar el aprendizaje propio. Hay que aprender a regular el propio aprendizaje. Hay que aprender a vivir y convivir en grupos humanos cada vez más heterogéneos. Hay que aprender a pensar, sentir y actuar con autonomía. Hay que aprender respeto, comprensión, empatía, solidaridad, cooperación, compromiso ético. Hay que aprender a ser responsables del planeta entero. Hay que aprender a educarnos en la era de la información y el conocimiento.